Decisiones tomadas en cuanto al servicio no disfrutado por el Covid19 y compensaciones

Desgraciadamente, esta crisis del Covid19 nos deja alguna situaciones incómodas y complejas entre empresas que ofrecen servicios y sus correspondientes consumidores, que inevitablemente hay que afrontar y gestionar.

 

La situación ideal es que haya una comprensión por ambas partes de la situación que nos ha tocado vivir y buena voluntad para buscar soluciones, pero siempre con unas medidas comunes para todos los usuarios, sin excepciones, y así, evitar problemas de trato desigual.

 

De nuestro lado, por supuesto queremos ofrecer una solución, y tras la reunión mantenida con el ayuntamiento, se ha decidido que la opción más óptima y menos problemática para todos es:

 

Dado que se tuvo que cancelar el servicio por una fuerza mayor, reactivar el servicio en el momento que el gobierno diera el permiso correspondiente, y aquellos que les quedará tiempo por disfrutar del servicio, lo pudieran hacer ahora en julio tras la reactivación.

 

Somos conscientes que quizás para algunos no son las mejores fechas, pero esta fuerza mayor solo nos ha posibilitado hacerlo en este mes, nos hubiera encantado que este mes hubiera sido cualquier otro durante el año. Esta circunstancia se nos escapa totalmente a nuestro control y ha sido otro de los antojos de este desgraciado Covid19.

 

Por tanto, la solución es disfrutar del servicio no prestado ahora en la reactivación, no el reembolso económico de la diferencia, ya que sería una medida que comprometería mucho el desarrollo económico de la empresa, muy difícil de manejar para un número elevado de socios. 

 

Si esta solución no fuera satisfactoria por una causa mayor, una enfermedad, traslado de residencia, o algo similar, por favor, remitir el correspondiente justificante, para gestionarlo de manera individual. Pero siempre que sea causa mayor.

 

Nos están llegando muchas causas por el tema del verano y vacaciones, lo cual no se considera fuerza mayor, ya que en circunstancias normales, el abono tampoco se puede congelar por esta razón. 

 

Por otro lado, nosotros tenemos como obligación ocupar el aforo del servicio, por lo que si un número de usuarios deciden no continuar en estos meses de verano, tenemos que gestionar la lista de espera y ocupar estas plazas, por lo que no se puede garantizar que en septiembre u octubre haya plazas.

 

Aún así, no queremos quedarnos con el dinero de nadie, y estamos dispuestos a dar bonos o vales sustitutorios al reembolso, para disfrutar cuando sea posible, teniendo en cuenta que hay un aforo y éste se puede llenar, y habría que canjearlo en el momento que fuera posible.

 

Sentimos mucho las posibles molestias, y entendemos que para algunos usuarios no sean las mejores medidas para sus intereses, pero de nuevo, os pedimos comprensión al respecto, y resaltar la necesidad de aplicar una norma común para todos, ya que si no esto, sería un tema ingestionable.

 

Nos gustaría no obstante, compartir algunos textos legales en los que nos hemos basado para esta medida, que por otro lado, es la que han tomado la mayoría de los gimnasios para poder salir hacia delante en estos meses tan duros:

 

  • Los derechos de los consumidores están regulados mediante el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

 

  • Con el Estado de Alarma, el Ejecutivo aprobó otro real decreto que se une a este.

 

  • Con el confinamiento y el Estado de Alarma, el Consejo de Ministros publicó el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.

 

  • El Real Decreto, aprobado el 31 de marzo, establece que en los contratos de tracto sucesivo —los que regulan una serie de entregas o prestaciones periódicas que perviven durante un tiempo, por ejemplo, una suscripción al gimnasio que nos cobran mensualmente— «se paralizará el cobro de nuevas cuotas hasta que el servicio pueda volver a prestarse con normalidad.

 

 

  • Si como consecuencia de las medidas adoptadas durante la vigencia del estado de alarma los contratos suscritos por los consumidores y usuarios, ya sean de compraventa de bienes o de prestación de servicios, incluidos los de tracto sucesivo, resultasen de imposible cumplimiento, el consumidor y usuario tendrá derecho a resolver el contrato durante un plazo de 14 días desde la imposible ejecución del mismo. La pretensión de resolución solo podrá ser estimada cuando no quepa obtener de la propuesta o propuestas de revisión ofrecidas por cada una de las partes, sobre la base de la buena fe, una solución que restaure la reciprocidad de intereses del contrato. Las propuestas de revisión podrán abarcar, entre otras, el ofrecimiento de bonos o vales sustitutorios al reembolso.

Desde PintoSportCV, volver a señalar que ofrecemos propuestas de revisión tal y como nos obliga la ley, desde disfrutar el servicio ahora en la reactivación, hasta ofrecer bonos o vales para otro momento, en caso de que hubiera una fuerza mayor por parte del usuario, teniendo siempre en cuenta el tema del aforo máximo del servicio.

Si cree que tiene una fuerza mayor o no estuviera de acuerdo, haga la reclamación correspondiente para que la podamos gestionar una vez abramos el servicio, y nos podamos ocupar de atender esta solicitudes.

Gracias por la comprensión