Y ahora qué? Agua y ... reequilibra

En este post abordamos el elemento agua de la metodología ElementsSystem.

A continuación, te compartimos un contenido que consta de un vídeo de la clase que trata sobre esta temática vital en lo que se refiere a tu salud y rendimiento, es por aquí donde debes aprender y profundizar en primer lugar. Debajo del vídeo, podrás encontrar un post escrito de resumen del contenido del vídeo.

 

Una vez hemos sentado unos cimientos base sobre entrenamiento, los elementos, planificación y calentamiento, y ahora, por donde seguimos avanzando?

 

Pues … por el principio.

¿Cuál es el elemento más importante sobre el cual deberíamos empezar, profundizar y trabajar?

 

Fuego, aire, tierra o agua?

 

Bueno, hay que recordar que había un quinto elemento, y que para mi es el más importante, por este lo vamos a dejar para más adelante, además, con estos vídeos, ya lo estamos trabajando en cierta forma  …

 

Volvamos, qué elemento es el más vital?

 

Ojo, no hablamos de capacidad física, sino de elemento, no es exactamente lo mismo.

 

Para mi, la capacidad más determinante es la fuerza, pero es que la fuerza, está implicada en varios elementos a la vez.

 

Por lo tanto, si yo tuviera que elegir el elemento más básico y fundamental, diría el …

 

agua.

 

Recuerdas lo que era agua?

 

Todas aquellas actividades que buscan el reequilibrio del cuerpo en cuanto a salud y descompensaciones, prevención y tratamiento de lesiones, movilidad y elasticidad …

 

Vamos a empezar por el principio, cuál es el fin último de todo esto de la actividad física?

 

El movimiento, y movimiento no necesariamente es deporte, fitness, musculación, …

 

El ser humano por naturaleza se mueve, y la peor noticia, y éste es unos de los problemas que tenemos, con nuestra evolución y desarrollo como civilización, hemos dejado de movernos tal y como lo hemos estado haciendo durante miles de años para cazar, recolectar, movernos por la naturaleza superando obstáculos, …

 

Hemos cambiado todo esto, por sedentarismo, horas de ordenador y dispositivos, y como mucho, unas horas de deporte y fitness a la semana??

 

Es suficiente unas horas de fitness y deporte a la semana? es éste tipo de propuesta válida para compensar la falta de movimiento que como seres humanos veníamos adaptados?

 

La respuesta es no.

 

Necesitamos más tiempo y variedad de movimientos.

 

Las mismas propuestas de fitness, muchas, se centran en movimientos muy analíticos y repetitivos, que trabajan en su solo plano, y lo único que hacen es aumentar el problema en un punto, en la movilidad.

 

Por supuesto hay que hacer deporte y fitness, y tiene sus beneficios, cardiorespiratorios, fuerza, … pero presentan una debilidad.

 

Y es por aquí por donde hay que empezar, por potenciar nuestros puntos débiles, y en este caso, tenemos un eslabón débil como especie, la movilidad.

 

Es complicado definir el concepto de movilidad, porque es mucho más amplio de lo que puedas creer.

 

En general podríamos decir que es la capacidad que tenemos de movernos en diferentes rangos con conciencia, control, fuerza, y con un propósito determinado.

 

Pero al analizar bien todo el concepto y dimensión, a mi me parece que nos podríamos encontrar con diferentes niveles de movimiento, desde más analítico a más globales, de más específicos a más generales, que impliquen más sistemas y avance en el espacio, como podrían ser diferentes locomociones y desplazamientos.

 

Antes de avanzar en el sentido de la movilidad y sus niveles primarios, otra reflexión complementaria a la de cómo hemos ido perdiendo movilidad con el paso de la historia, es el análisis de la evolución del movimiento en los seres humanos desde que nacemos hasta que morimos.

 

¿Cómo es la movilidad de un bebe?

 

Está continuamente explorando diferentes opciones de movimiento, en todos sus rangos y posturas, y hace muchas cosas que luego cuando eres mayor te cuesta, sobre todo en movimientos de gateo y estando sentado …

 

Pero claro, luego vienen la rutina de los humanos, estar mucho tiempo sentado, moviles, actividades extraescolares, el gimnasio, oficina, sofa, …, vamos cumpliendo años, y cuando me doy cuenta, ¿dónde está mi movilidad de cuando era un bebe? ¿la podemos seguir haciendo igual?

 

¿Cómo de cómodo estás sentado en el suelo? ¿Te puedes levantar sin apoyar las manos? ¿puedes gatear bien? ¿cómo es tu movilidad articular? ¿tienes tensiones? ¿suenan cosas?

 

Pues por fin vamos aterrizando el nivel, para mi primario de la movilidad, la movilidad articular.

 

Por todo lo que hemos ido comentando, en la actualidad y sobre todo, conforme vamos cumpliendo años, no estamos sanos, y sano en relación a dolencias, rigideces, falta de rango de movimiento, incapacidad para aplicar y control y fuerza en ciertos movimientos y en ciertos rangos, que luego nos lastran para hacer con eficacia y coordinación otros movimientos más complejos, y alcanzar niveles de rendimiento mayores en disciplinas deportivas, precisamente por insuficiencia de movilidad, tensiones y dolores.

 

Y de esto se trataba el agua no? De salud integral, de prevenir lesiones, minimizar descompensaciones y dolores, así que …

 

Si queremos avanzar y trabajar en otros elementos con eficacia, como el cardio, fuerza con peso, core, etc, … necesito estar sano y tener esa movilidad articular mínima, que nos permita movernos sin riesgo de lesión y en plenas facultades.

 

Una observación importante, cuando hablamos de movilidad articular, hablamos también de flexibilidad?

 

Sí y no.

 

La movilidad articular implica movernos en rangos articulares amplios con control, conciencia y fuerza, y cuando hacemos flexibilidad, sobre todo en la más conocida como flexibilidad pasiva, donde hay una elongación de los músculos a partir de una carga extra como nuestro propio cuerpo o un peso, es decir, elongación pasiva, donde sí que existe una relajación, y esto es bueno, pero no necesariamente nos prepara para un movimiento óptimo, donde necesitamos control y aplicar fuerza, algo que cuando hacemos estos estiramientos pasivos, no carecemos.

 

Sin embargo, cuando hacemos movilidad articular, si mejoramos nuestra elasticidad, pero siempre en unos límites donde el movimiento está controlado y podamos hacer fuerza, y cambios de dirección y movimiento de manera intencionada.

 

Por tanto, dentro de las actividades de agua, si contemplamos la flexibilidad, y la necesitamos, pero para trabajarse en sí misma, no para luego movernos, ya que habríamos estado relajando e inhibiendo músculos, algo que no sería bueno para movimientos activos.

 

Dentro de la flexibilidad, si está una flexibilidad dinámica, y donde estiramos los músculos en movimientos de una manera activa y con control, y esto sí es positivo para luego actividad, y ayuda mucho a mejorar nuestra movilidad genérica.

 

Volviendo a la movilidad articular, qué articulaciones nos interesan a la hora de las movilizaciones?

 

En el cuerpo tenemos diferentes articulaciones, unas son más móviles y otras, más estables, y es importante conocerlas:

 

 

  • Pie: estable

  • Tobillo: móviles

  • Rodilla: estable

  • Cadera: móviles

  • Hombros: estable

  • Escápulas: : móviles

  • Codo: estable

  • Muñecas: : móviles

  • Manos: estable

Cada una de estas articulaciones, luego se puede mover en diferentes planos y direcciones, pronación, supinación, inclinaciones, rotación, protacción, depresión, anteversión, etc,... y por supuesto, avanzar de analítico a movimientos integrados, que combinen diferentes planos y articulaciones, y siempre, con conciencia, control, fuerza y rango.

 

Por otro lado, cada uno debe conocerse bien, y saber cuáles son sus eslabones débiles, según su historial y fisiología.

 

Aunque en general, tenemos varios puntos débiles que se suelen lesionar, rodillas, lumbares, codos, .. y donde hay que prestar especial atención.

 

Más allá de las tradicionales movilizaciones articulares, y muchas veces olvidadas, también como decíamos antes, tenemos otro tipo de recursos:

 

 

  • la liberación miofascial

  • tratamientos de fisioterapia

  • ejercicios de fuerza en rangos de movilidad de articulaciones determinadas

  • la flexibilidad que antes citamos

  • relajación

  • pero podría ser un hipertrofiar un músculo en una readaptación

Es decir, agua es todo aquello que me reequilibre, que me sane y me siente bien.

 

Por esto mismo, además de los problemas de sedentarismo a los que hemos llegado, esta sociedad se enfrenta a otros problemas, como la mala alimentación, descanso y estrés, que está demostrado que aumenta el riesgo de lesión y hace, que tengamos que prestar máximo atención a este área, antes de abordar otro tipo de ejercicios y entrenos de más intensidad y capacidades.

 

Entonces, por lo primero que debemos empezar es por conocer cuáles son las articulaciones, como moverlas, hacer un análisis de nuestros puntos débiles, nuestro hábitos, y con esto, plantear un plan y ejecutar una serie de rutinas que podamos integrar en nuestros entrenamientos.

 

¿Te animas a empezar a profundizar por este elemento?

 

Pues … ¡patos al agua! : )